Day by day

Adoro los detalles y cuanto más pequeños y aparentemente insignificantes mejor. Los detalles son como la música de tensión en las películas de terror, el decorado sobre un escenario nada más subirse el telón. Te van metiendo en situación y de este modo ofrece un gran angular de la historia.

Por consecuencia, me encanta contar las cosas con todo lujo de detalles. Así que intentaré experimentar con la descripción de situaciones de lo más cotidianas pero con una perspectiva que os introduzca en lo vivido.

Anuncios