Mis faltas de ortografía

Al igual que muchos de vosotros, he vivido todos mis años de enseñanza escolar y universitaria perseguida por la aparente aberración que representan las faltas de ortografía. Y digo aberración porque son las protagonistas de todos los escritos en los que aparecen. La ortografía es la niña bonita de la lengua y como la toques, estás perdido.

El problema que me plantea esta importancia (en mi opinión, exagerada) a la excepcionalidad en el uso de la ortografía es que, muchas veces, nos perdemos en la corrección y dejamos a un lado el contenido de aquello que se está leyendo. Parece que cometer algún error ortográfico quita toda razón y nos hace perder interés en cualquier tipo de texto. Y aquí es donde me quiero plantar.

Igual que cuando alguien no nativo habla inglés y no se le exige un acento completamente británico/americano y podemos entenderlo y respetar el esfuerzo que está haciendo, ¿por qué juzgamos, criticamos y nos burlamos de las personas que escriben con algunas faltas de ortografía?. Y no estoy hablando de pegarle una patada al diccionario, pero oye, ¿alguna se nos puede escapar no?.

No estoy alentando a la mala escritura, quiero que eso quede claro, sino que me gustaría que existiese cierta tolerancia hacía los errores ortográficos, sobre todo a nivel de usuario*, Creo que es importante quitar esa presión a las mentes creativas para que se sientan cómodos y libres de expresarse y no se vean cuartados o posiblemente menospreciados por, al fin y al cabo, formalidades.

Me ha costado mucho tomar la decisión de lanzarme, de algún modo, al mundo de la escritura y la razón principal a que me haya resistido, son las faltas de ortografía. Es por eso que me gustaría defender a las personas que tienen algo que decir y que no acaban de estar cómodas con las presiones que existen acerca del uso de una buena ortografía. Intento mejorar cada día, busco métodos para corregir todo lo que escribo, pero siempre se pueden escapar algunas y quiero poder permitírmelas.

Dicho esto, creo que mientras las correcciones sean con ánimo de mejorar y no de machacar, ¡deberían ser siempre bienvenidas!

* En publicidad, prensa, televisión y en revistas y libros, donde existen procesos de corrección y personas únicamente dedicadas a eso son las encargadas de que no se cuele ninguna falta..

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s